miércoles, 29 de marzo de 2017

Reseña: "La magia de ser Sofía", de Elísabet Benavent





Sofía tiene tres amores: su gata Holly, los libros y El café de Alejandría.
Sofía trabaja allí como camarera y es feliz.
Sofía no tiene pareja y tampoco la busca, aunque desearía encontrar la magia.
Sofía experimenta un chispazo cuando él cruza por primera vez la puerta.
Él aparece por casualidad guiado por el aroma de las partículas de café...
...o tal vez por el destino.
Él se llama Héctor y está a punto de descubrir dónde reside la magia.


Voy a intentar plasmar lo que siento ahora mismo y lo mucho que me ha hecho pensar esta novela, la cual, por cierto, es la primera que leo de Elísabet Benavent.


Mi bella florecilla Ro, de Leer por placer, me ha insistido muchísimas veces para que leyese algo de esta mujer y yo, reacia porque las sinopsis de sus historias no me llamaban la atención, al final me tiré a la piscina hace unos días y decidí darle una oportunidad con Sofía, porque ya de por sí el título te atrapa. 

Y bueno (*suspiro*), atrapada quedo, porque la magia de Sofía es mucha. Tras sus páginas hay un sin fin de situaciones que no sólo te hacen reír, sonreír, enamorarte, enfadarte o frustrarte, sino que te dejan con esa sensación desvalida en la que no tienes más remedio que volver a tu vida sabiendo que todo ha sido un libro.

Imagino el Alejandría, la cafetería donde nuestra protagonista trabaja, como uno de esos lugares a los que entras y disfrutas, ya sea por el ambiente, la decoración o la gente que viene y va. Todo da tan buen rollo en el Alejandría que no puedes dejar de leer y leer, mientras conoces a Abel, su compañero de trabajo que está medio loco, a Oliver, su mejor amigo cañón, más ligón que Julio Iglesias, a Mamen, su madrastra, que contra todo pronóstico es su mejor amiga, a Estela, una clienta fija y vecina suya (amiga de Héctor, por cierto), o al propio Héctor, el que hará que la magia de Sofía se descontrole, así como su vida y su mundo.

   -El problema es que me malacostumbraste.
   -¿Qué?
   -Que me malacostumbraste -repitió más pegado a mi oído. La música estaba muy alta-. Que ya no sirve una cena de amigos, que lo que yo quiero es tenerte en mi habitación soñando en voz alta.

Sabéis que detesto los triángulos amorosos, de verdad, no me gustan. Lo paso mal, me frustro y me enfado, porque no comparto las infidelidades, no las concibo y no las perdono. Soy muy mía en ese sentido, pero es que me considero una persona fiel a sus principios pese a todo. Imagino poniéndome en la situación de los protagonistas y me da vértigo.

Este tema ha dado qué hablar, pues ponía en situación a mi novio sobre la historia, preguntándole si cree que en el amor todo vale, incluso una infidelidad, y creo que hemos estado de acuerdo: a veces sí, otras no tanto.

Para mí no lo vale, pero he tenido que darle la razón en ciertas cosas.

Con esto vengo a contaros que Héctor tiene novia. Desde hace 18 años. Son muchos años, ¿no? Pero entre ellos todo está frío, no se quieren como antes, o simplemente han perdido la magia del principio, no lo sé, el caso es que mientras Lucía (su novia) se queda en Ginebra trabajando, él vuelve a Madrid con la intención de asentarse y esperarla para terminar llevando a cabo el único plan que creen que puede hacer que todo vaya a mejor: tener un hijo.

Entre unas cosas y otras, él entra en el Alejandría, y se pierde. Vaya si se pierde. Y Sofía lo ve como aquello que está hecho a su medida. Se hacen amigos, se ven, se entienden, se sienten cerca, lo cual es muy bonito, está muy bien, pero joder, Héctor, tienes novia ¡¡¡pero te faltan cojones!!!, y esto es lo que me ha frustrado de la historia, porque es perfecta, real, tangible (cómo me gusta esa palabra), mágica, pero la cagamos cuando se dejan llevar mientras él sigue ligado a otra persona. Aun así, lo admito, me ha gustado el libro.

Sofía es... directa, sincera, cachonda perdida, alegre y muy real. 


Héctor es todo lo que se debe esperar del hombre de quien te quieres enamorar: tierno, dulce, romántico, sexi. Se puede decir que da el pego, hasta que deja de darlo. Pero no puedo culparlo (o sí, no lo sé, la verdad, ya os he dicho que las infidelidades no me gustan y me cuesta perdonarlas), cuando uno duda y siente remordimiento es capaz de muchas cosas, incluso de cagarla. Un error lo tiene cualquiera, aunque eso no justifique el error.

Y cada vez que ella agitaba las pestañas a mí me gritaban todas las entrañas, pero en silencio. Y se me desbordaba el sentimiento en la respiración, llenando tanto mi interior que nunca tenía suficiente oxígeno en los pulmones. Con Sofía me asfixiaba la sorpresa de quererla tanto. ¿Ya? ¿De pronto?

O a lo mejor lo que verdaderamente no puedo perdonar de él es que tanto que la quiere no es capaz de echarle valor y ser sincero. Sí, acabo de pensarlo y es básicamente eso.

De los secundarios destaco a Oliver, del cual espero leer más, porque creo que es un personaje que se merece lo que le pasa, porque solo cuando te das de morros contra la realidad eres capaz de dirigir tu vida hacia el punto correcto.

La pluma de Elísabet es tan yo que casi parece que he escrito yo el libro, por las frases tan coloquiales, tan cachondas, tan directas. Me ha hecho reír, sentir mucho, me he metido en la magia de Sofía y no he dejado de tener ganas de más, por lo que SIN DUDA ALGUNA voy a leer la continuación, La magia de ser nosotros.

La historia está narrada en parte por Sofía, y en parte por Héctor. En algunos casos, ella nos cuenta parte de la trama que tiene que ver con su mejor amigo, Oliver. No sé si es cosa de mi Kindle, (los que hayáis leído en físico me lo confirmaréis), pero las partes de Sofía venían con un tipo de letra y las partes de Héctor con otra distinta. Debe ser así, porque tengo entendido que a la autora le gusta hacer este tipo de cosas, lo cual es de agradecer, aunque de no hacerlo en seguida sabes quién está narrando el capítulo, por lo que no sería un problema.

De la portada poco puedo decir, salvo que es preciosa.

No sé si os he convencido de que La magia de ser Sofía es un libro que DEBÉIS leer, pero espero que haya quedado claro lo mucho que me ha gustado, y lo increíblemente seducida que me ha dejado Elísabet con su Sofía.

Ailina Shebelle ♥

miércoles, 22 de marzo de 2017

Reseña: "Cada vez que llueve", de Lisa de Jong



Kate Alexander es una adolescente que vive en Carrington, un tranquilo pueblo de Estados Unidos, donde sueña con acabar el instituto e ir a la universidad. 
Pero una noche lluviosa, su vida cambia de forma dolorosa y ya nada vuelve a ser igual. Cuenta con el apoyo incondicional de su gran amigo Beau Bennett, compañero de infancia. Pero él quiere algo más y Kate no puede dárselo, tampoco puede contarle lo que ocurrió aquella noche. Sencillamente, está paralizada…. 
Cuando Beau se marcha a la universidad, Kate se siente muy sola. Hasta que llega Asher Hunt, un joven de ojos seductores y sonrisa arrogante, que le hará olvidar el dolor que la ha mantenido cautiva durante tanto tiempo. 
A pesar de los consejos de la gente, Kate no puede evitar acercarse y abrirse a él. ¿Será él la esperanza que necesita? ¿Su salvación? ¿O la volverán a herir?


Después de muchos intentos por engancharme a un libro de verdad, tropecé con Lisa de Jong por casualidad, y aunque este no era un libro que estuviera en mi lista de pendientes decidí darle una oportunidad con la esperanza de disfrutarlo. Y bueno, me lo he leído en dos días (DOS DÍAS), y no sé qué decir.

Todo empieza con la triste realidad de Kate, quien acude a una fiesta con unos amigos. Pese a que echa en falta a su mejor amigo Beau, intenta pasárselo bien y lo está consiguiendo, hasta que empieza a llover y todo se tuerce. Drew, el guaperas quarterback del instituto la viola, y ese hecho la va a perseguir a lo largo de todo el libro, hasta el punto de que prácticamente todo le recuerde a ese momento horrible


Ella decide no contárselo a nadie, y de ese modo acaba alejando a las personas que más la quieren, entre ellos a Beau, de quien siempre ha estado enamorada. Y justo dos años después, cuando su amigo acaba confesándole lo mucho que la quiere, ella toma la decisión de que no es suficiente para él y lo aleja todavía más.

   -Sí, Kate, te echaré de menos. Estoy tan enamorado de ti que apenas puedo pasar unas pocas horas separado de ti, y ahora vamos a estar a kilómetros y a horas de distancia. Es una mierda. Una mierda muy grande -dice, bajando el tono de voz un poco más con cada palabra.

Beau se marcha a la universidad, mientras ella se queda en el pueblo, trabajando de camarera junto a su madre.

Mientras intenta hacerse a la idea de vivir sin él (pese a que el pobre chaval la quiere a morir y le dice que la esperará lo que haga falta, y la llama, y la intenta hacer entrar en razón, y miles de cosas más), llega al pueblo Asher, con el que sentirá una gran conexión desde el principio

Siempre huyo de los triángulos amorosos, sobre todo porque me enfadan y me frustran, (aunque he amado a ambos chicos, porque no tengo palabras para lo maravillosos que son) y aunque lo que sufre Kate es horrible, creo que el daño que sufre Beau es totalmente innecesario. No he podido disfrutar de la relación entre Kate y Asher, básicamente porque ella es un mar de indecisión y contradicción. Y es que, mientras está Beau él es el único, su mejor amigo y el chico al que siempre ha amado. Llega Asher y entonces él brilla más (con razón, porque es lo más sweet que te puedes encontrar). Después, y aunque se repite en millones de ocasiones que ella quiere a Beau solo como amigo, de repente la realidad es otra de nuevo... 

Kate me ha parecido egoísta y convenenciera. Cuando está con Asher se olvida de Beau, pero cuando Asher no está, de repente Beau le hace más falta que nunca y empieza a verlo de manera diferente, como lo hacía unos meses atrás, ¿en qué quedamos, Kate?

Sin duda para mí, los mejores han sido los chicos. Beau y Asher son increíbles, ambos la aman y lo demuestran a cada instante, cada uno a su manera. Me han parecido muy auténticos, y me han hecho sentir que sus palabras eran reales.

   -No puedo hacer promesas, Kate. Quiero conocerte, y quiero estar ahí para ti, pero no creo que vaya a valerme ya lo de ser amigos. Quiero besarte cada vez que quiera. Quiero abrazarte. Quiero que me cuentes todos tus secretos y terminar contándote yo todos los míos. Te quiero en mi vida -dice y coloca su dedo índice bajo mi barbilla.

Me da pena que Kate no logre ser realmente independiente, pues siempre necesita apoyarse en uno de ellos para poder seguir adelante.

La trama se me ha antojado pesada y repetitiva. Siempre llorando, siempre triste, siempre con la sombra de la violación, que más que evolucionar y hacerse fuerte sigue en una constante que no aporta nada más que sufrimiento, y aunque el mensaje es muy bonito (el amor cura, no hay duda), creo que tiene DEMASIADO drama. Sin contar el DRAMÓN casi en la mitad del libro, que empecé a intuir en cierto momento y acabé confirmando poco después. Esto último también era terriblemente innecesario, según mi parecer. No quiero contaros nada porque no voy a hacer spoiler, pero si leéis el libro o lo habéis hecho sabréis de qué hablo.

Creo que la autora podría haberse centrado solo en uno de los chicos con Kate, prescindiendo del otro, porque en serio, no era necesario todo esto para contar esta historia. Y el final... bueno, definitivamente too much drama.

No sé si es por la traducción o qué, pero he notado momentos en los que la autora narra en presente y, de repente, se cuela algún verbo en pasado. No he querido prestarle mucha atención a esto, aunque espero que Lisa de Jong me sorprenda en un futuro, porque en esta ocasión me ha dejado un poco descontenta.

De la edición no puedo hablaros, pues lo he leído en el Kindle, pero sí he de admitir que la portada, aunque sencilla, casa mucho con la angustia de la protagonista, quien es la narradora en todo momento (excepto en dos capítulos en los que Asher y Beau toman la palabra).

En definitiva, Cada vez que llueve es una historia trágica, dura, triste, con la que he tenido una angustia en todo momento. Creo que la autora tenía los ingredientes para escribir una historia muy bonita, y se ha pasado con la tragedia. Me ha hecho sentir, sí, pero si decidís leerla y sois de lágrima fácil, preparad un buen puñado de paquetes de pañuelos.

Ailina Shebelle ♥

lunes, 13 de marzo de 2017

Reseña: "Orgullo y prejuicio", de Jane Austen



Con la llegada del rico y apuesto Mr. Darcy a su región, las vidas de los Bennet y sus cinco hijas se vuelven del revés. El orgullo y la distancia social, la astucia y la hipocresía, los malentendidos y los juicios apresurados abocan a sus personajes al escándalo y al dolor, pero también a la comprensión, el conocimiento y el amor verdadero. Esta edición presenta al lector una nueva traducción al castellano que devuelve todo su esplendor al ingenio y la finísima ironía de la prosa de Austen. Satírica, antirromántica, profunda y mordaz a un tiempo, la obra de Jane Austen nace de la observación de la vida doméstica y de un profundo conocimiento de la condición humana.

Hablemos del prejuicio. Sobre todo, del prejuicio que tenía yo frente a este libro (pese a que la película me encanta y la he visto un millón de veces), porque pensaba que el estilo o el lenguaje, incluso la ambientación o la narración no iban a convencerme, puesto que he intentado leer otros clásicos sin éxito. Sin embargo, y casi como le pasa a Elizabeth con el sr. Darcy, al final ha resultado que estaba totalmente equivocada.

La llegada del joven Bingley junto a sus hermanas, su cuñado, y su amigo, el sr. Darcy a Longbourn es el detonante de esta GRAN historia. 

Las hermanas Bennet, de una clase social mucho más inferior a los anteriormente nombrados, buscan marido (unas más que otras), o al menos hay dos de ellas, Jane y Elizabeth, que prefieren dejar al azar ese hecho. Aun así, el sr. Bingley no tardará en fijarse en Jane, y ésta, a su vez, en él. Mientras tanto, entre bailes, comidas con vecinos, y actos sociales en general, podremos distraernos con las idas y venidas de una familia con una madre un tanto peculiar, ruidosa e indiscreta, un padre (el sr. Bennet es lo más top del libro) con unas caídas buenísimas, y unas hermanas tan diferentes entre sí que a veces te da por pensar si realmente serán del mismo padre.

  -Ven aquí, hija mía -exclamó su padre al aparecer ella-. Te he mandado llamar por un asunto importante. Tengo entendido que el señor Collins te ha hecho una proposición matrimonial. ¿Es eso cierto?
  Elizabeth respondió afirmativamente.
  -Muy bien; y tú, ¿has rechazado ese ofrecimiento?
  -Así es, señor.
  -Muy bien. Ahora llegamos a lo más importante. Tu madre insiste en que aceptes. ¿No es así, señora Bennet?
  -Así es o, de lo contrario, no volverá a verme nunca más.
  -Tienes ante ti una triste disyuntiva, Elizabeth. A partir de hoy serás una extraña para uno de tus padres. Tu madre te repudiará si no te casas con el señor Collins, y yo te repudiaré si te casas con él.

La primera impresión de Elizabeth Bennet con el sr. Darcy no podrá ser más desacertada, pero no se le puede culpar, él no es que sea el alma de la fiesta. Además, las opiniones altaneras de Darcy no harán mucho bien en la opinión de Elizabeth.

Darcy es todo lo que puedes esperar de un personaje que se contiene hasta la saciedad, y me encanta. Ya me encantaba en la película, y ahora muchísimo más.

Poco puedo contaros de una historia tan sumamente conocida. Sólo sé que, desde que vi esta edición en Madrid me enamoré totalmente y no podía dejar de leer esta novela teniendo semejante portada (de tapa dura, por cierto). Llevaba mucho tiempo con esta lectura pendiente y me dije a mí misma que tenía que leerla sí o sí, ¡y madre mía! Qué buena elección.

De verdad os digo que ahora entiendo el cariño con el que se habla de este libro. La ambientación, tan preocupada como me tenía, me ha cautivado por completo. Jane Austen relata con tanta facilidad esta historia que casi parece que estuviera viviéndola mientras narraba.

Esta de edición está dividida en capítulos. Sé que existen otras ediciones en las que se divide la historia en tres partes diferenciadas y, a su vez, en capítulos, pero en este caso no es así. Imagino que este detalle es decisión de cada editorial.

Los personajes están muy bien construidos, pero no esperaba menos de la autora, pese a mis prejuicios. Es increíble que logre fidelizar cada carácter, haciéndonos partícipes de cómo uno puede ser un cansino histórico, o el otro demasiado reservado y comedido.

Por fin puedo decir que la película no le hace justicia al libro, cosa que es lógica. Sin duda, la Elizabeth del libro es tan contestona como la de la película, pero siempre con esa contención tan común en la época en la que está basada.

  -Es usted demasiado generosa para jugar conmigo. Si sus sentimientos siguen siendo los mismos que el pasado abril, dígamelo inmediatamente. Mi afecto y mis deseos no han cambiado; pero una sola palabra suya me silenciará para siempre.

Orgullo y prejuicio no es una historia de amor, al menos no solo eso. Es una crítica social con la que la autora, en labios de algunas de las mujeres del libro, remarca las injusticias que las mujeres tenían que soportar por aquel entonces (como por ejemplo, a la hora de heredar).

Como seguramente sabréis, existe una serie de 1995 en la cual Colin Firth interpreta al sr. Darcy y, diez años después, hicieron una película en 2005 (las imágenes de ésta son las que he utilizado para acompañar la reseña), protagonizada por Keira Knightley y Matthew Macfadyen, la cual os recomiendo ver después de leer el libro.

En general, ha sido una novela preciosa, perfecta para la época, y muy divertida, por lo que se ha merecido las 5 estrellas sin duda alguna. Jane Austen ha sido otra pequeña gran sorpresa de este mes para mí, y Orgullo y prejuicio se ha convertido en uno de mis libros favoritos. Estoy súper contenta de haberlo leído, y estoy segurísima de que leeré algún otro de la autora dentro de poco.

Y vosotros cuquinos, ¿habéis leído esta joyita? ¡Contadme!

Se os quiere.

Ailina Shebelle ♥

jueves, 23 de febrero de 2017

Reseña: "El retorno (Saga Titan #1)" de Jennifer L. Armentrout



Las Parcas se están partiendo sus huesudos culos…
Ha pasado un año desde que Seth sellara con los dioses el trato en el que les entregaría su vida. Y, hasta ahora, los trabajos que le han encomendado han sido bastante violentos y sangrientos —algo que a él ya le va bien—. Pero ahora, Apolo tiene en mente otro destino para Seth.
Tendrá que hacer de protector y a la vez mantener sus manos y dedos quietos, y esto, para alguien que tiene problemas de contención, puede ser el reto más difícil.
Josie no tiene idea de qué va el buenorro, pero se imagina que su llegada significa que la nueva vida que empezó tras abandonar su hogar será tirada a una batidora de tamaño Olímpico y hecha puré. O Josie se está volviendo loca o una pesadilla salida de un antiguo mito la está persiguiendo.
Aunque podría ser que la extraña atracción latente entre ella y Seth, el chico de ojos dorados y lleno de secretos, demostrara ser lo más peligroso de todo.


¡Hola cuquinos!

Llevaba mucho tiempo queriendo leer a esta autora. Jennifer L. Armentrout me ha sorprendido súper grátamente, y es que lleva cierta ventaja, pues la temática fantástica romántica me pirra. Todavía recuerdo aquel verano en el que me bebí los libros de los Cazadores oscuros de Sherrylin Kenyon, o el primero de J.R. Ward de la Hermandad de la Daga Negra

La historia de Seth y Josie me ha recordado tantísimo a los Cazadores oscuros que, ¡madre mía! Casi pensaba que estaba leyendo una de esas novelas.

El humor ácido de Jennifer y la ambientación han sido la pera limonera.

Seth es el Apollyon, un tío bello bellísimo, presumido y con muchos problemas a sus espaldas. Su pasado está sembrado por el dolor, ya que su madre no lo quería y lo utilizaba para su bien personal. Desde que dejó de estar en las faldas de Ares, Seth se dedica a combatir a los malos. Hasta que Apolo le pide algo muy especial.

Josie nunca ha encajado. Estudia Psicología y vive con el miedo a tener esquizofrenia al igual que su madre, quien asegura que un ángel la dejó embarazada cuando tenía diecisiete años. Lo que no sabe Josie es que todas las locuras de su madre resultan ser ciertas.

L. Armentrout nos sumerge en un mundo en que los dioses griegos existen, así como los semidioses, los puros y los mestizos, quienes luchan contra Titanes, sombras o seres mitológicos. A mí esto ME ENCANTA y me vuelve loca. Lo que NO SABÍA (llamadme ilusa) es que este no es el principio de una saga solamente, sino que viene de otra saga anterior (saga Covenant) en la que Seth ya levantó ampollas. Y ¡Dios santo! Me ha gustado muchísimo este libro, pero soy incapaz de aficionarme a todo esto desde el principio. Aunque no descarto leer algún libro más.

La historia está narrada tanto por Seth como por Josie, y el contraste no puede quedar mejor. Mientras él es el encargado de darle ese toque ácido mezclado con humor, ella es más sosegada mientras intenta hacerse a la idea de la realidad que tiene delante una vez conoce a este chico y le suelta, así de repente, el bombazo que no voy a deciros porque quiero que lo descubráis vosotros mismos.

Como siempre, no os puedo hablar mucho de la edición del libro puesto que últimamente todo lo que leo lo hago a través del Kindle (bendito Kindle), pero si os soy sincera la portada realmente no me dice mucho. Me llamó la atención a más no poder la sinopsis y allá que fui (tonta de mí, sin darme cuenta de que pertenece a una saga). Aunque no me arrepiento, puesto que si llego a darme cuenta de que era una saga seguramente no lo habría leído y me habría perdido una historia genial.


Seth me ha robado el corazón. Intenta ser duro y pasota con todo, pero le sale fatal, sobre todo teniendo alrededor a Josie. Al final resulta que es todo amor. La relación se hace de rogar, y parece que vamos a tener de este par para hartarnos. Si hubiera sido una serie en plan los Cazadores oscuros (en la que cada libro es independiente) estaría más animada a leer más partes, pero ufff... al ser continuación, no sé cómo lo tomaré de aquí a que saquen el siguiente.

   -¿Quieres saber algo? -pregunté, mis labios tan cerca de su mejilla que casi podía saborear su piel-. Fueras un desastre o no hoy, nada en el cielo es más brillante que tú.

De entre los secundarios destaco a Erin (que sale muy poquito, pero me cae bien), y Deacon y Luke, pues son una pareja que me ha encantado.

Aunque, después de leer a Jennifer os confieso que no me importará seguir, puesto que se ha convertido en una de mis favoritas, ¡no me extraña que guste tanto al público!

Si os gusta la fantasía, la acción, el amor, las escenas picantonas y el mundo de los dioses griegos no podéis perderos esta novela.

Y vosotros, ¿la habéis leído?

Ailina Shebelle ♥

viernes, 17 de febrero de 2017

Reseña: "El cuento de la Bestia", de Noa Xireau



Convertirse en regalo para un todopoderoso rey de otra dimensión, que creía que podía hacer con ella lo que le diera la gana, no era precisamente el cuento de princesas con el que Anabel había soñado desde niña. Claro que tampoco había esperado nunca encontrarse a un atractivo vampiro aguardándola impaciente en su cama. En el momento en que una hermosa humana —más desvestida que vestida— le vomitó encima, Azrael supo que el regalo de Neva traía gato encerrado. Necesitaba descubrir por qué la bruja le había regalado una humana encantada que le hacía querer olvidarse de todo excepto de tenerla entre sus brazos. Completamente seguro de que con sus siglos de disciplina como rey, resistirse a una mujer encantada no iba a suponerle problemas, solo necesitaba seguirles el juego a ella y a Neva para descubrir dónde estaba la trampa que le habían puesto. Fácil, ¿verdad? Demasiado fácil, quizás.



Hola cuquinos.

Después del último libro de Brittainy C. Cherry (cuya reseña encontraréis un poquito más abajo), entré en una espiral en la que no encontraba ningún libro que llamase mi atención. He intentado empezar varios (santo Amazon y su posibilidad de leer los comienzos de los libros gratis), pero con ninguno llegaba más allá de esos fragmentos. Hasta que me topé con este.

La portada me pareció preciosa. No tiene nada del otro mundo, pero es, cuanto menos, llamativa. Es ver la palabra "bestia" y soy una polilla atraía por la luz, porque en seguida pienso en La Bella y la Bestia y me vuelvo loca.

El libro, aunque no lo considero un retelling, tiene algunas semejanzas con el clásico, pero nada destacable realmente. La autora juega con la fantasía, lo paranormal y el erotismo, metiéndolos en una coctelera, consiguiendo atraer al lector.

Empecé animada. Aunque todo empieza muy rápido, el argumento me pedía seguir leyendo sin parar. El libro estaba siendo lo que necesitaba, pues tenía todo lo que me gusta: sexo, seres fantásticos, humor, o el típico "Pícame Pedro, pícame Juan" tan entretenido entre los personajes. Hasta que llegué a cierto punto de la historia.

   -Recuerda volver a subir tu barrera mental antes de que bajemos a comer. Preferiría que mi corte siguiera ignorante acerca del <<pedazo de trasero que tengo>> -comentó, guiñándole un ojo antes de desaparecer, pagado de sí mismo, tras la falsa pared del cuarto de baño.

Anabel es llevada contra su voluntad a un mundo paralelo por Neva, una bruja en un cuerpo de niña, como "regalo" para el rey vampiro, Azrael. Juanto con ella, viajan dos mujeres más, Laura y Belén, destinadas a ser el regalo para dos de los hermanos del rey, Malael y Cael

No me voy a meter en el hecho de que se presente a estas mujeres como objetos, puesto que los tres tipos estos piensan que las mujeres son dadas como esclavas sexuales (por la forma en que se las presentan), sino en el hecho de que los hombres las acaban tratando como tal, pese a que al principio se niegan rotundamente a hacerlo. Tampoco es que ellas sufran mucho realmente por este hecho, porque en el momento en que se quedan a solas con sus respectivos se las ve disfrutando de la vida. Más concretamente a Anabel, protagonista de este "cuento".

Con respecto a este punto, os pido que os pongáis en situación: hablamos de un entorno que parece estancado en el sigo XVII o XVIII, por lo que el tema de los esclavos no está muy fuera de luga, a parte, es un mundo mágico con sus propias leyes y normas.

Anabel es de los pocos personajes que me ha gustado. Es una chica buena por naturaleza, empática, y valiente. La evolución con Azrael no ha sido la que me esperaba, sobre todo cuando él hace honor a su apodo (la Bestia), y tratar con semejante ignorante de la vida es bastante difícil, dadas las circunstancias.

Azrael es... bueno. Ya lo he dicho. Al principio me gustaba mucho. Pese a que ella es su esclava sexual, él la trata medianamente bien. Tiene que aparentar ante su corte, y lo hace, pero en la alcoba es respetuoso, incluso cariñoso. Hasta que tiene un cambio que no logro entender, y se vuelve un absoluto gilipollas integral.

A partir de ahí, para mí, la historia iba de capa caída. Cuando algo no me cuadra soy muy tajante, y no quiero poner spoilers, pero los que hayáis leído el libro posiblemente sepáis de qué estoy hablando y por qué me sentí así.

Los secundarios me han gustado bastante. Zadquiel y Neva son lo que más me han gustado, incluso Laura y Belén, cuyas vidas tienen muchos secretos y, posiblemente, la autora vaya destripando conforme escriba sus historias (aunque desconozco que vaya a ser así, pero todo apunta a ello).

   -¿Acaso no son siempre los caminos más difíciles los que nos llevan a los destinos más gloriosos?

Es la primera vez que leo a Noa Xireau. Creo que, pese a algunos detalles que ya he comentado, ha creado un mundo muy interesante y entretenido. Me gusta mucho cómo escribe, las escenas sexuales son bastante explícitas, pero sin llegar a ser obscenas. Aunque a veces hay unos saltos muy extraños en los que los personajes pasaban de una situación a otra como por arte de magia. Intuyo que es por la edición del Kindle.

El cuento de la Bestia es un libro que no me deja una huella profunda, pero que me ha divertido y me ha ayudado a pasar el rato.

No esperéis mucho más si os animáis a leerlo.

¡Un abrazo fuerte!

Ailina Shebelle ♥

miércoles, 15 de febrero de 2017

Entrevista a Melanie Rostock

Hola cuquinos.

Bueno, vosotros no lo sabéis, pero esta es la segunda vez que escribo este post. Blogger ha borrado así, por arte de magia, la entrada con la entrevista a Melanie Rostock, por lo que me toca volver a escribirla.

Por suerte, ganas no me faltan, y pese a la frustración, allá voy.

Leí Bittersweet hará cosas de unos meses. Estaba convencida de que era una historia New adult más, pero de eso nada. En esta obra se tratan temas tan importantes y actuales como el bulling. Su autora, Melanie Rostock, consiguió llegarme al corazón, haciéndome recordar ciertos sentimientos de la niñez. Por suerte, yo no he sufrido bulling, pero sé lo que es querer encajar y no poder hacerlo, que la gente te señale y te hagan sentir pequeño.

Su padre es alemán y su madre española, sin embargo, ella nació en Francia. Actualmente vive en Barcelona (¡mujer de mundo! jejeje). Estudió Turismo y posteriormente se sacó un máster en Edición, creando junto a otros socios Oz editorial

Entre sus aficiones se encuentran escribir y leer, así como las series, los gatos y la Nutella (mmm qué rica), entre otras muchas cosas.

Os invito a conocer a esta mujer que, sin duda, no deja indiferente a nadie. Mil gracias, Melanie, por esta oportunidad.

Entrevista a Melanie Rostock


Hay que darle alma a las historias, a través de personajes con personalidad, profundidad y matices. Hay que lograr una atmósfera única, y conseguir que el lector desee vivir esa historia. Y si llega al final y no quiere desprenderse de ese mundo que has creado, ese es un trabajo bien hecho. Como escritora, ese es y siempre será mi objetivo. 
Melanie Rostock

AILINA: Melanie, los que hemos leído al menos en uno de tus libros, sabemos que vuelcas todo tu ser en ellos, ¿qué podemos ver de ti en Bittersweet, por ejemplo? 

MELANIE: Hay mucho de mí en Bittersweet puesto que hablo de mi propia experiencia con el acoso escolar, aunque siempre digo que mi vida no fue tan interesante como la de Bambi. No es una autobiografía, es una historia de ficción mezclada con los sentimientos que tuve en esa época. Mi objetivo era que los lectores entendieran lo que se sufre metiéndose en la piel de Bambi. El sentirse indefenso, el blanco de todos, como un cervatillo en un valle. De ahí la elección del nombre. Y en lo que respecta a Liam, es todo ficción, por supuesto, pero no dejo de lado esa realidad dura que en su caso tiene que ver con las drogas, las bandas y las familias desestructuradas. Me metí en su piel para entender su sufrimiento, conocer sus miedos, inseguridades y sueños. Para hacer de él un personaje completo, con todos sus grises. Me gusta que los personajes tengan una psicología compleja, así es como más disfruto creando y creo que eso se nota en el resultado. Quiero que todos mis libros tengan alma, que tengan un mensaje y unos personajes que lleguen a la médula. A veces se tarda mucho en conseguirlo, pero lo importante es el viaje, y para mí no hay nada más gratificante en esta vida. 

AILINA: El bullying es una lacra que, por desgracia, no hay forma de erradicar, ¿cuál crees que sería el mejor método para que los jóvenes realmente se concienciaran de las consecuencias del bullying? 

MELANIE: La educación es lo más importante y todavía no se ha hecho una buena labor de concienciación, porque el primer paso es reconocer que el bullying existe. Y desgraciadamente vemos a los centros decir que son cosas de niños, porque está sucediendo en su casa, y la solución para ellos es taparlo. Al final es siempre la víctima la que tiene que cambiarse de colegio y eso es una tragedia. El problema también está en casa, los padres deberían inculcarles a sus hijos el respeto hacia los demás, el ejercicio de meterse en la piel del otro, pura empatía. Y en muchos casos tampoco se educa como es debido. Eso hace que el problema se agrave y actualmente uno de cada diez niños sufre acoso escolar. Se está trabajando mucho en la prevención. Soy voluntaria de la Asociación NACE (No al acoso escolar) que está implantando el programa TEI (Tutoría entre iguales). Es un sistema en el que estudiantes de cursos superiores se hacen cargo de compañeros de menor edad para ayudarles y evitar los casos de bullying. Es como tener un hermano mayor en el colegio, con la diferencia de que los forman para poder gestionarlo adecuadamente. Se ha implantado con éxito en más de 600 centros escolares. Pero para mí lo más complicado de controlar es el cyberbullying, porque les hemos dado las herramientas a los niños y no le hemos explicado cómo utilizarlas. En manos de muchos es un arma muy peligrosa. 

"[...] A mí los días no me pasaban, creía que esa iba a ser mi vida, repudiada, rechazada, que nadie iba a querer conocerme, a quererme por quién era. No sabía quién era. Me habían anulado como persona. Nunca habría pensado que pudiera sacar una lectura positiva de esa parte tan negra de mi vida [...]"

AILINA: ¿Cómo surgió la historia entre Bambi y Liam? 

MELANIE: La primera idea del libro fue escribir únicamente sobre bullying, los capítulos eran sólo de Bambi, pero en un encuentro con una buena amiga con la que siempre construyo las tramas, me dijo que era demasiado dramático, para cortarse las venas, vamos. Ese amigo con quien Bambi hablaba por teléfono en el primer capítulo podía equilibrar la balanza, tenía un humor muy bueno. Me alegro muchísimo de la decisión porque el libro no tendría nada que ver con lo que es ahora sin Liam. Dos almas son más fuertes que una. 

AILINA: Hoy en día somos muchos los que nos lanzamos a la aventura de la autoedición. Es un camino difícil, ¿cuál es el secreto de tu éxito con Bittersweet? 

MELANIE: Un conjunto de cosas. Tratar un problema serio como es el bullying, hacerlo de un modo tan directo, y a la vez contar una historia de amistad y de amor que cala hondo. Trasmitir el concepto agridulce que nos da la vida. Los extremos de la adolescencia. Todo con unos personajes bien trabajados. 

AILINA: ¿Liam se parece a alguien que conocieras o conozcas? 

MELANIE: Su sentido del humor es parecido a dos amigos que tengo. Su físico y talento literario es una fantasía que añadí. Si hubiera conocido a alguien como él en mi adolescencia no habría podido resistirme. 

AILINA: A parte de escribir, ¿a qué dedicas tu tiempo? 

MELANIE: Trabajo como responsable de administración en una multinacional y sólo tengo los fines de semana para escribir, pero cuando haces algo que te apasiona sacas el tiempo de debajo de las piedras. Muchas veces tengo que renunciar un poco a mi vida social, pero me lo combino como puedo. 

AILINA: Está claro que hay mucho de ti en Bambi, ¿qué les dirías a los/las Bambis que hay alrededor del mundo y pueden llegar a leer esta entrevista? 

MELANIE: Que de esto se sale. Que hay una vida después del acoso. A mí los días no me pasaban, creía que esa iba a ser mi vida, repudiada, rechazada, que nadie iba a querer conocerme, a quererme por quién era. No sabía quién era. Me habían anulado como persona. Nunca habría pensado que pudiera sacar una lectura positiva de esa parte tan negra de mi vida, y me alegro de poder hacerlo. Porque una vez superado me hice fuerte, me convirtió en la persona que soy hoy, y me gusta cómo soy. 

AILINA: ¿Qué es lo más importante para que Melanie Rostock pueda escribir “como Dios manda”? 

MELANIE: Tiempo. Si tengo una hora puedo dedicarla a arreglar algún capítulo, nunca escribir. Me cuesta mucho arrancar y si tengo poco tiempo me pongo de mal humor, porque cuando empiezo a escribir lo bueno ya tengo que dejarlo. Necesito toda una tarde y parte de la noche para mí y sin interrupción. No soy una persona de mañanas, las musas se levantan tarde, son unas juerguistas. 

"[...] Escribir es una carrera de fondo y me quedan muchas historias que compartir [...]"

AILINA: ¿Qué podemos encontrar en Bittersweet, the beginning

MELANIE: Es una introducción a lo que el lector se encontrará en Bittersweet. La parte donde Bambi y Liam se conocen. En Bittersweet ya son amigos, y sólo se sabe que se conocieron en un taller de escritura. Pensé que sería un buen extra escribirlo. Se puede leer antes de Bittersweet y después. Para quienes quieren hacerse una idea de lo que se encontrarán en Bittersweet y para los que se han quedado con ganas de más. 

AILINA: Háblanos de Mójate

MELANIE: Mójate fue un encargo de la editorial 120 pies. Querían hacer un elige tu propia aventura erótico y para mi fue muy divertido escribirlo. Si antes decía que mi objetivo es escribir libros con alma, este es sencillamente una gamberrada que me permití mientras dejaba Bittersweet descansar ante de hacer su versión definitiva. Este libro es para quien quiera reírse un rato, jugando a elegir aventuras para Irene, que está en plena crisis de los treinta. Muchas podemos sentirnos identificadas con ella y eso nos permite vivirlo como nuestra propia aventura. 

AILINA: Hablemos de tus aficiones, ¿cuál es el último libro que has leído? 

MELANIE: Mis aficiones son básicamente la lectura y las series. Veo tantas que siempre me olvido de alguna cuando me preguntan cuáles veo. Y ambas son muy importantes para escribir. Para escribir bien hay que leer muchísimo, dedicarle el mismo tiempo o más que a escribir. El problema es el poco tiempo que tengo, y a veces debes elegir entre hacer una cosa u otra. Y cuando las series se unen a la ecuación desearías tener un clon. Tengo la suerte de que voy en tren a trabajar y es un ratito que dedico a leer. Las series las encuentro muy importantes para ver distintas tramas y empaparte de diálogos. Los diálogos son lo que más disfruto de mis novelas, oír la voz de mis personajes, cómo interactúan con su mundo. Eso los hace estar vivos. El último libro que he leído es Te dejé ir. Un thriller que está muy bien estructurado, con giro incluido. Siempre leo libros del género que estoy escribiendo porque además de disfrutar de la historia, me aportan ideas. Ahora estoy escribiendo un thriller y lo más difícil es dosificar la información para, después de haber creado una incógnita, mantener el interés del lector. Al mismo tiempo leí una autobiografía que me ayudó mucho a crear a la protagonista: Loana. Pero decir el título sería un spoiler en sí mismo, por eso me lo ahorro. Sólo diré que cuando uno quiere documentarse sobre algo relacionado con un personaje, puede leer muchos libros teóricos, pero lo mejor son las biografías. ¿Por qué? Porque mi intención no es escribir un tratado sobre el tema, sino una novela, y necesito leer sobre sentimientos, emociones, vivencias. 

AILINA: ¿Y la última película? 

MELANIE: Short Term 12. Es una película independiente que me tocó mucho la fibra. Sobre niños con problemas que provienen de familias desestructuradas y están en un centro. El drama en su justa medida, la esperanza por todas partes. La recomiendo encarecidamente. También el documental de Audrie & Daisy sobre cyberbullying. Te entra muchísima impotencia y te das cuenta de los peligros de Internet. La recomiendo pero aviso que genera muy mala leche por lo injusto de los casos de ambas chicas. 

AILINA: Por último Melanie, ¿cómo se siente uno al cumplir su sueño? ¿Te faltan más sueños por cumplir? 

MELANIE: En la gloria. Pero todavía me falta un largo camino por recorrer. Escribir es una carrera de fondo y me quedan muchas historias que compartir. 

AILINA: Muchísimas gracias por hacer un hueco a Ailina entre libros. Espero, de corazón, que tengas tanto éxito como el que estás teniendo. ¡Un abrazo! 

MELANIE: ¡Muchas gracias a ti por la entrevista! ¡Un abrazo! 

              Si queréis saber más sobre Melanie Rostock podéis entrar en su página web oficial pinchando aquí.

¡Se os quiere!

martes, 14 de febrero de 2017

Ganador #SorteoLove especial aniversario y san Valentín

Bueno, bueno, ¡feliz día de san Valentín, cuquinos!

Hoy me he despertado animada, y no sólo por el pedazo de ramo que mi novio (prometido, más bien, porque él insiste en que no es lo mismo, y la verdad es que tiene razón) me ha mandado a casa, sino por varias razones: la primera es que aquí, en Murcia, hace un sol precioso, y la segunda ¡¡¡que ya tengo la ganadora del #SorteoLove especial del aniversario de mi blog, y san Valentín.

 (Os presento al ramo de gerberas, mi flor favorita, y al búho ¡¡me encanta!!)

Ay, estoy muy agradecida y emocionada de que participárais los que lo hicísteis. Me hubiera gustado que más gente se apuntase, pero no importa, porque los que estuvísteis ahí sois los mejores.

Espero que paséis un buen día (los san valentineros y los no san valentineros) y no dejéis de sonreír.

Sin más, os dejo a la ganadora:
¡¡Mi más sincera enhorabuena!! 

Y a los demás, lo dicho: OS QUIERO.

¡Mil besazos, cuquinos!