miércoles, 15 de febrero de 2017

Entrevista a Melanie Rostock

Hola cuquinos.

Bueno, vosotros no lo sabéis, pero esta es la segunda vez que escribo este post. Blogger ha borrado así, por arte de magia, la entrada con la entrevista a Melanie Rostock, por lo que me toca volver a escribirla.

Por suerte, ganas no me faltan, y pese a la frustración, allá voy.

Leí Bittersweet hará cosas de unos meses. Estaba convencida de que era una historia New adult más, pero de eso nada. En esta obra se tratan temas tan importantes y actuales como el bulling. Su autora, Melanie Rostock, consiguió llegarme al corazón, haciéndome recordar ciertos sentimientos de la niñez. Por suerte, yo no he sufrido bulling, pero sé lo que es querer encajar y no poder hacerlo, que la gente te señale y te hagan sentir pequeño.

Su padre es alemán y su madre española, sin embargo, ella nació en Francia. Actualmente vive en Barcelona (¡mujer de mundo! jejeje). Estudió Turismo y posteriormente se sacó un máster en Edición, creando junto a otros socios Oz editorial

Entre sus aficiones se encuentran escribir y leer, así como las series, los gatos y la Nutella (mmm qué rica), entre otras muchas cosas.

Os invito a conocer a esta mujer que, sin duda, no deja indiferente a nadie. Mil gracias, Melanie, por esta oportunidad.

Entrevista a Melanie Rostock


Hay que darle alma a las historias, a través de personajes con personalidad, profundidad y matices. Hay que lograr una atmósfera única, y conseguir que el lector desee vivir esa historia. Y si llega al final y no quiere desprenderse de ese mundo que has creado, ese es un trabajo bien hecho. Como escritora, ese es y siempre será mi objetivo. 
Melanie Rostock

AILINA: Melanie, los que hemos leído al menos en uno de tus libros, sabemos que vuelcas todo tu ser en ellos, ¿qué podemos ver de ti en Bittersweet, por ejemplo? 

MELANIE: Hay mucho de mí en Bittersweet puesto que hablo de mi propia experiencia con el acoso escolar, aunque siempre digo que mi vida no fue tan interesante como la de Bambi. No es una autobiografía, es una historia de ficción mezclada con los sentimientos que tuve en esa época. Mi objetivo era que los lectores entendieran lo que se sufre metiéndose en la piel de Bambi. El sentirse indefenso, el blanco de todos, como un cervatillo en un valle. De ahí la elección del nombre. Y en lo que respecta a Liam, es todo ficción, por supuesto, pero no dejo de lado esa realidad dura que en su caso tiene que ver con las drogas, las bandas y las familias desestructuradas. Me metí en su piel para entender su sufrimiento, conocer sus miedos, inseguridades y sueños. Para hacer de él un personaje completo, con todos sus grises. Me gusta que los personajes tengan una psicología compleja, así es como más disfruto creando y creo que eso se nota en el resultado. Quiero que todos mis libros tengan alma, que tengan un mensaje y unos personajes que lleguen a la médula. A veces se tarda mucho en conseguirlo, pero lo importante es el viaje, y para mí no hay nada más gratificante en esta vida. 

AILINA: El bullying es una lacra que, por desgracia, no hay forma de erradicar, ¿cuál crees que sería el mejor método para que los jóvenes realmente se concienciaran de las consecuencias del bullying? 

MELANIE: La educación es lo más importante y todavía no se ha hecho una buena labor de concienciación, porque el primer paso es reconocer que el bullying existe. Y desgraciadamente vemos a los centros decir que son cosas de niños, porque está sucediendo en su casa, y la solución para ellos es taparlo. Al final es siempre la víctima la que tiene que cambiarse de colegio y eso es una tragedia. El problema también está en casa, los padres deberían inculcarles a sus hijos el respeto hacia los demás, el ejercicio de meterse en la piel del otro, pura empatía. Y en muchos casos tampoco se educa como es debido. Eso hace que el problema se agrave y actualmente uno de cada diez niños sufre acoso escolar. Se está trabajando mucho en la prevención. Soy voluntaria de la Asociación NACE (No al acoso escolar) que está implantando el programa TEI (Tutoría entre iguales). Es un sistema en el que estudiantes de cursos superiores se hacen cargo de compañeros de menor edad para ayudarles y evitar los casos de bullying. Es como tener un hermano mayor en el colegio, con la diferencia de que los forman para poder gestionarlo adecuadamente. Se ha implantado con éxito en más de 600 centros escolares. Pero para mí lo más complicado de controlar es el cyberbullying, porque les hemos dado las herramientas a los niños y no le hemos explicado cómo utilizarlas. En manos de muchos es un arma muy peligrosa. 

"[...] A mí los días no me pasaban, creía que esa iba a ser mi vida, repudiada, rechazada, que nadie iba a querer conocerme, a quererme por quién era. No sabía quién era. Me habían anulado como persona. Nunca habría pensado que pudiera sacar una lectura positiva de esa parte tan negra de mi vida [...]"

AILINA: ¿Cómo surgió la historia entre Bambi y Liam? 

MELANIE: La primera idea del libro fue escribir únicamente sobre bullying, los capítulos eran sólo de Bambi, pero en un encuentro con una buena amiga con la que siempre construyo las tramas, me dijo que era demasiado dramático, para cortarse las venas, vamos. Ese amigo con quien Bambi hablaba por teléfono en el primer capítulo podía equilibrar la balanza, tenía un humor muy bueno. Me alegro muchísimo de la decisión porque el libro no tendría nada que ver con lo que es ahora sin Liam. Dos almas son más fuertes que una. 

AILINA: Hoy en día somos muchos los que nos lanzamos a la aventura de la autoedición. Es un camino difícil, ¿cuál es el secreto de tu éxito con Bittersweet? 

MELANIE: Un conjunto de cosas. Tratar un problema serio como es el bullying, hacerlo de un modo tan directo, y a la vez contar una historia de amistad y de amor que cala hondo. Trasmitir el concepto agridulce que nos da la vida. Los extremos de la adolescencia. Todo con unos personajes bien trabajados. 

AILINA: ¿Liam se parece a alguien que conocieras o conozcas? 

MELANIE: Su sentido del humor es parecido a dos amigos que tengo. Su físico y talento literario es una fantasía que añadí. Si hubiera conocido a alguien como él en mi adolescencia no habría podido resistirme. 

AILINA: A parte de escribir, ¿a qué dedicas tu tiempo? 

MELANIE: Trabajo como responsable de administración en una multinacional y sólo tengo los fines de semana para escribir, pero cuando haces algo que te apasiona sacas el tiempo de debajo de las piedras. Muchas veces tengo que renunciar un poco a mi vida social, pero me lo combino como puedo. 

AILINA: Está claro que hay mucho de ti en Bambi, ¿qué les dirías a los/las Bambis que hay alrededor del mundo y pueden llegar a leer esta entrevista? 

MELANIE: Que de esto se sale. Que hay una vida después del acoso. A mí los días no me pasaban, creía que esa iba a ser mi vida, repudiada, rechazada, que nadie iba a querer conocerme, a quererme por quién era. No sabía quién era. Me habían anulado como persona. Nunca habría pensado que pudiera sacar una lectura positiva de esa parte tan negra de mi vida, y me alegro de poder hacerlo. Porque una vez superado me hice fuerte, me convirtió en la persona que soy hoy, y me gusta cómo soy. 

AILINA: ¿Qué es lo más importante para que Melanie Rostock pueda escribir “como Dios manda”? 

MELANIE: Tiempo. Si tengo una hora puedo dedicarla a arreglar algún capítulo, nunca escribir. Me cuesta mucho arrancar y si tengo poco tiempo me pongo de mal humor, porque cuando empiezo a escribir lo bueno ya tengo que dejarlo. Necesito toda una tarde y parte de la noche para mí y sin interrupción. No soy una persona de mañanas, las musas se levantan tarde, son unas juerguistas. 

"[...] Escribir es una carrera de fondo y me quedan muchas historias que compartir [...]"

AILINA: ¿Qué podemos encontrar en Bittersweet, the beginning

MELANIE: Es una introducción a lo que el lector se encontrará en Bittersweet. La parte donde Bambi y Liam se conocen. En Bittersweet ya son amigos, y sólo se sabe que se conocieron en un taller de escritura. Pensé que sería un buen extra escribirlo. Se puede leer antes de Bittersweet y después. Para quienes quieren hacerse una idea de lo que se encontrarán en Bittersweet y para los que se han quedado con ganas de más. 

AILINA: Háblanos de Mójate

MELANIE: Mójate fue un encargo de la editorial 120 pies. Querían hacer un elige tu propia aventura erótico y para mi fue muy divertido escribirlo. Si antes decía que mi objetivo es escribir libros con alma, este es sencillamente una gamberrada que me permití mientras dejaba Bittersweet descansar ante de hacer su versión definitiva. Este libro es para quien quiera reírse un rato, jugando a elegir aventuras para Irene, que está en plena crisis de los treinta. Muchas podemos sentirnos identificadas con ella y eso nos permite vivirlo como nuestra propia aventura. 

AILINA: Hablemos de tus aficiones, ¿cuál es el último libro que has leído? 

MELANIE: Mis aficiones son básicamente la lectura y las series. Veo tantas que siempre me olvido de alguna cuando me preguntan cuáles veo. Y ambas son muy importantes para escribir. Para escribir bien hay que leer muchísimo, dedicarle el mismo tiempo o más que a escribir. El problema es el poco tiempo que tengo, y a veces debes elegir entre hacer una cosa u otra. Y cuando las series se unen a la ecuación desearías tener un clon. Tengo la suerte de que voy en tren a trabajar y es un ratito que dedico a leer. Las series las encuentro muy importantes para ver distintas tramas y empaparte de diálogos. Los diálogos son lo que más disfruto de mis novelas, oír la voz de mis personajes, cómo interactúan con su mundo. Eso los hace estar vivos. El último libro que he leído es Te dejé ir. Un thriller que está muy bien estructurado, con giro incluido. Siempre leo libros del género que estoy escribiendo porque además de disfrutar de la historia, me aportan ideas. Ahora estoy escribiendo un thriller y lo más difícil es dosificar la información para, después de haber creado una incógnita, mantener el interés del lector. Al mismo tiempo leí una autobiografía que me ayudó mucho a crear a la protagonista: Loana. Pero decir el título sería un spoiler en sí mismo, por eso me lo ahorro. Sólo diré que cuando uno quiere documentarse sobre algo relacionado con un personaje, puede leer muchos libros teóricos, pero lo mejor son las biografías. ¿Por qué? Porque mi intención no es escribir un tratado sobre el tema, sino una novela, y necesito leer sobre sentimientos, emociones, vivencias. 

AILINA: ¿Y la última película? 

MELANIE: Short Term 12. Es una película independiente que me tocó mucho la fibra. Sobre niños con problemas que provienen de familias desestructuradas y están en un centro. El drama en su justa medida, la esperanza por todas partes. La recomiendo encarecidamente. También el documental de Audrie & Daisy sobre cyberbullying. Te entra muchísima impotencia y te das cuenta de los peligros de Internet. La recomiendo pero aviso que genera muy mala leche por lo injusto de los casos de ambas chicas. 

AILINA: Por último Melanie, ¿cómo se siente uno al cumplir su sueño? ¿Te faltan más sueños por cumplir? 

MELANIE: En la gloria. Pero todavía me falta un largo camino por recorrer. Escribir es una carrera de fondo y me quedan muchas historias que compartir. 

AILINA: Muchísimas gracias por hacer un hueco a Ailina entre libros. Espero, de corazón, que tengas tanto éxito como el que estás teniendo. ¡Un abrazo! 

MELANIE: ¡Muchas gracias a ti por la entrevista! ¡Un abrazo! 

              Si queréis saber más sobre Melanie Rostock podéis entrar en su página web oficial pinchando aquí.

¡Se os quiere!

martes, 14 de febrero de 2017

Ganador #SorteoLove especial aniversario y san Valentín

Bueno, bueno, ¡feliz día de san Valentín, cuquinos!

Hoy me he despertado animada, y no sólo por el pedazo de ramo que mi novio (prometido, más bien, porque él insiste en que no es lo mismo, y la verdad es que tiene razón) me ha mandado a casa, sino por varias razones: la primera es que aquí, en Murcia, hace un sol precioso, y la segunda ¡¡¡que ya tengo la ganadora del #SorteoLove especial del aniversario de mi blog, y san Valentín.

 (Os presento al ramo de gerberas, mi flor favorita, y al búho ¡¡me encanta!!)

Ay, estoy muy agradecida y emocionada de que participárais los que lo hicísteis. Me hubiera gustado que más gente se apuntase, pero no importa, porque los que estuvísteis ahí sois los mejores.

Espero que paséis un buen día (los san valentineros y los no san valentineros) y no dejéis de sonreír.

Sin más, os dejo a la ganadora:
¡¡Mi más sincera enhorabuena!! 

Y a los demás, lo dicho: OS QUIERO.

¡Mil besazos, cuquinos!

lunes, 13 de febrero de 2017

Reseña: "El fuego que nos une", de Brittainy C. Cherry


«Había una vez un chico, y yo le quise.
Y creo que él también llegó a quererme.»

Alyssa y Logan lo son todo el uno para el otro, pero un trágico suceso los separa durante años.
Cuando finalmente estas dos almas rotas se reencuentran, deberán enfrentarse al pasado.
¿Podrá el amor resurgir de sus cenizas y volver a arder?


Hola mis cuquinos.

Hoy vengo con una reseña de un libro que me ha dejado tocada. Tocadísima, vaya. Y es que, desde que vi la portada supe que me iba a gustar, no porque sea especialmente increíble, sino porque el chico que sale me transmitía tanto en ese gesto taciturno y triste que buah, sabía que tenía que meterme en su historia.

Y no me equivocaba.

Todo empieza en la caja de un supermercado. La tarjeta de Logan no tiene fondos, y Alyssa, por más que la pasa para cobrarle la escasa compra de once dólares, no da resultado. Desde ese instante, ya te das cuenta de que el entorno de Logan es, ante todo, muy negro. Ella, compadeciéndose, le paga la compra. Desde ese momento, se convierten en los mejores amigos.

   -Estás bien, Logan Francis Silverstone.
   -Estoy bien, Alyssa Marie Walters.

Dos personas en busca de un poco de afecto. Él, mientras vive con una madre drogadicta que lo ha empujado a su mismo mundo de miseria y dolor, y un padre que los maltrata. Ella, con mejor posición económica, pero con un padre ausente y una madre estricta, controladora y fría.

Por suerte para ambos, se encuentran.

Si supiera que su amor era lo único que hacía que mi corazón siguiera latiendo... Oh, deseaba que me quisiera a todo volumen.

Alyssa es esa clase de persona que está a tu lado, pase lo que pase. Su único apoyo es su hermana mayor, Erika, quien curiosamente sale con el hermanastro de Logan, Kellan. Me he sentido tan identificada con la sensibilidad y la templaza de Alyssa que casi me han dado ganas de abrazarla.

Como a Logan. El pobre está tan perdido, tan falto de amor, que tener a su lado a Alyssa es lo único que lo mantiene medianamente cuerdo.

Brittainy C. Cherry es la diosa del drama. Ya con El aire que respira (cuya reseña podéis leer aquí) pude comprobarlo, pero en esta ocasión me ha dejado más pensativa que la última vez, y la historia me ha llegado hasta lo más hondo. El libro entero me ha parecido como una canción larga, con ciertos momentos que se repetían, como si fuera el estribillo. La canción de fuego de Lo y Subidón. Dios, me encanta.

Me encogí de hombros.
Ella se encogió de hombros.
Me reí.
Ella se rio.
Separé los labios.
Ella separó los suyos.
Me incliné.
Ella se inclinó.
Y mi vida cambió para siempre.

Los personajes están muy bien construídos. Siempre pienso que es muy dificil ser fiel a la personalidad de cada personaje, incluso cuando no puedes entenderles, y Brittainy C. Cherry lo hace. De entre los secundarios, destaco, sobre todo, a los hermanos de Logan y Alyssa, Erika (con su manía de romper platos cuando está nerviosa) y Kellan (el gran e increíble Kellan).

El drama, como ya he dicho, está muy presente en la historia, así que, si sois demasiado sensibles o estáis en un momento dificil en vuestra vida, os sugiero que lo dejéis para cuando vuestro estado anímico sea óptimo.

Como apunte, y sin que sirva de precedente (porque la historia tan solo se le parece por la amistad que se transforma en amor), diré que no he dejado de pensar en la película de Anne Hathaway y Jim Sturgess One day, no me preguntéis por qué, pero tenía que decíroslo.

Os aseguro que el amor de Logan y Alyssa os llegará al corazón y os hará arder.

Mil besos.

Ailina Shebelle ♥

viernes, 10 de febrero de 2017

Reseña: "La distancia entre tú y yo", de Kasie West




Caymen Meyers aprendió de muy pequeña que no se puede confiar en la gente rica. Y después de años estudiándolos detrás de la caja registradora de la tienda de muñecas de porcelana de su madre, nada le demuestra lo contrario.

Un día Xander Spence entra en la tienda. Es alto, guapo y extremadamente rico. A pesar de su encanto y el hecho de que parezca ser la única persona que la comprende, Caymen sabe que su interés por ella no va a durar. Porque esa es precisamente una de las cosas que aprendió de su madre: la atención de los ricos se desvanece rápidamente.
Pero justo cuando la lealtad y el afecto de Xander están a punto de convencerla de que ser rico no es un defecto, Caymen se da cuenta de que el dinero jugaba un papel mucho más importante en su relación de lo que pensaba. Con tantos obstáculos en su camino, ¿serán capaces de recorrer la distancia que los separa?


Bueno, ¡y aquí estamos otra vez!

Llevaba mucho tiempo con este libro en mi lista de pendientes, y no sé todavía por qué no le había dado la oportunidad. 

Kasie West ha sido una sorpresa en toda regla. Pero venga, no quiero liarme, os cuento un poquito:

La historia se centra en Caymen Meyers, una chica tremendamente sarcástica y con pocas perspectivas de futuro que vive con su madre, Susan. Trabajan en una tienda de muñecas, propiedad de la madre desde que Caymen tiene uso de razón. Aunque asiste al instituto público, suele salir antes de hora para ayudar en la tienda, ya que las cosas no van tan bien como deberían. De hecho, ha decidido posponer sus estudios universitarios hasta... bueno, hasta nuevo aviso. Su madre y su estabilidad son lo primero.

Un día, un chico entra en la tienda con la idea de comprar una muñeca para su abuela. Este chico, Xander Spence, es todo a lo que Caymen no puede aspirar: rico y despreocupado. Cosas de la vida, se hacen amigos, y cosas que pasan, empiezan a gustarse.

Y claro, como el padre de Caymen es un rico que las abandonó en el mismo momento que su madre pronunció la palabra "embarazo", pues sabe que no puede gritar a los cuatro vientos cuánto le gusta Xander, de lo contrario a su madre le daría un soponcio.

<<Los sentimientos pueden ser lo más costoso del universo.>>

Parece la típica historia de chico rico-chica pobre, pero no es así. Esperas encontrarte con los típicos detalles y estereotipos, pero conforme lees y vas conociendo a los personajes te das cuenta de que este libro es diferente. Aquí no hay malos que intenten separar a los protagonistas, solo una serie de catastróficas desdichas que, como no, tienen su explicación.

Caymen es genial. Tiene un sarcasmo severo que, cuando te acostumbras, acaba gustándote mucho. Es muy responsable, demasiado quizá para su edad (diecisiete añitos), pero es que no le queda otra dadas las circunstancias.

Xander es como una magdalena de chocolate: dulce y tierno. Es lo opuesto a Caymen en ese sentido. Me encanta cómo la conquista poco a poco, cómo, casi sin esfuerzo, acaba calándola, conociéndola al cien por cien. Y madre mía, yo a esa edad nunca conocí a un chico como los típicos de estas historias, ¡me muero de envidia!

   -¿Caymen?
   -¿Sí?
   -Pareces aterrorizada. ¿Esto te da miedo?
   -Más que nada.
   -¿Por qué?
   -Porque no he traído caramelos de menta.
   -Y ahora la respuesta real...
   -Porque tengo miedo de que, una vez me consigas, se acabe el juego.

La narración corre a cargo de Caymen, en el presente. No tiene un argumento inolvidable, pero es de esos que te enganchan y, hasta que no terminas de leer hasta la última página, no puedes parar.

Kasie West, como ya he dicho, ha sido una sorpresa fantástica. Ha logrado mantenerme en vilo toda la historia, y eso que el argumento no es nada enrevesado o complicado, pero su forma de sorprender al lector ha hecho que caiga rendida.

Leeré más cosas de ella, segurísimo.

El amor no es el tema principal en sí. Pasan tantas cosas, que no te da tiempo a aburrirte, así que no puedo dejar de deciros esto: LEED ESTA NOVELA. Y si la habéis leído, contadme, ¿os gustó tanto como a mí?

Besines, mis cuquinos.

Ailina Shebelle ♥

martes, 7 de febrero de 2017

Sorteo especial San Valentín: All you need is love

Hola, hola, cuquinos.

Bueno, como bien podéis leer en el título del post: ¡¡¡¡tengo un sorteo especial!!!! 

Ya que el 21 de diciembre (sí, hace un poquito ya) cumplió 1 añito el blog, y por motivos de la vida no pude hacer nada para celebrarlo con vosotros, se me ha ocurrido homenajearlo de este modo.

Además, el 14 de febrero es el día de los enamorados, ¿y qué mejor manera de compartir ese día con vosotros, que sorteando un mega pack con libros del género que da sentido al blog? Ay, el amor... si es que no se puede vivir sin él. El eje de todo, el núcleo de la existencia, la esencia de la vida, la guinda del pastel...


Madre mía, ¡se me va la cabeza! En fin, que tengo 4 joyitas para regalar al afortunado (SE ANUNCIARÁ EL MISMO DÍA 14 DE FERBRERO) que gane el Sorteo All You Need Is Love, y son (redoble de tambores, ¡qué nervios!):

Cruzando los límites, de María Martinez
Prohibido enamorarse, Kiss me #1, de Elle Kennedy
Bella al desnudo, de Rachel Bels
(Y mi hijo) En Algún Lugar de tu Mente, de Irene Ortiz (osea se, yo)
Como apunte, diré que TODOS son en versión digital, de esta manera el sorteo puede ser internacional.


(He aquí el banner)
Si queréis participar, las normas son tan sencillas como:

a Rafflecopter giveaway


Tengo muchas ganas de hacer esto, de hecho, llevaba tiempo pensándolo, y la verdad, creo que este es el mejor momento para ello.


Ojalá os animéis y os apuntéis.

¡Mucha suerte a todos!

lunes, 6 de febrero de 2017

Reseña: "23 otoños antes de ti", de Alice Kellen




Lo que pasa en Las Vegas se queda en Las Vegas. O al menos eso fue lo que Harriet Gibson pensó tras conseguir casarse allí con Luke Evans, el primer desconocido que se cruzó en su camino. Esos papeles matrimoniales eran todo lo que necesitaba para cobrar la herencia de su padre.
Sin embargo, todo se complica cuando, dos años después, él da con su paradero y llega sin avisar al pequeño pueblo donde ella vive. Luke es testarudo y tiene la firme intención de conseguir el divorcio, pero Harriet no tarda en advertir que también es descarado, sexi y divertido; algo que termina siendo un camino tentador pero lleno de problemas. ¿Qué hacer cuando tu corazón toma la dirección equivocada?
 
 
¡Hola cuquinos!

Después del fin de semana en Madrid (sí, hemos hecho una escapada), vuelvo con muchas ganas de contaros qué me ha parecido la que ha sido hasta hoy mi lectura.

Después de 33 razones para volver a verte, cuya reseña podéis leer aquí, Alice Kellen se coló en la lista de mis escritoras top 10, básicamente porque me gusta su estilo fresco, actual y desenfadado, con una prosa muy llevadera. Y a mí, que me encanta el New adult, no podía pasárseme la oportunidad de leer su recién estrenada novela que, como ya sabéis, es la segunda de la serie Volver a ti.

23 otoños antes de ti me ha gustado, si cabe, mucho más que su precesora. Y es que no tienen nada que ver la una con la otra. Pero os pongo en situación:

Harriet no ha tenido mucha suerte en su vida. Su madre la abandonó, su padre no supo quererla y, para colmo, el único chico del que se enamora también la deja en la estacada. Por suerte tiene a Angie, y el novio y la madre de ésta, Jamie y Bárbara. En el momento en que su padre fallece se entera de que tiene que casarse con alguien para poder acceder a la única herencia que él le ha dejado. Y no es como si Harriet pudiera dejar escapar esa oportunidad, pues con ese poco dinero podría hacer realidad su sueño: abrir una pastelería.

   -¿Cómo es enamorarse? Querer a alguien así.
   -Es como encontrar en los ojos de otra persona la mejor versión de ti mismo.

Sus amigos le regalan un súper viaje a Las Vegas (love it!) y allí conocerá a nuestro querido Luke

El resto lo conocéis (si habéis leído 33 razones para volver a verte, claro).

Luke es sarcástico y sociable (¡qué mezcla!), pero después de tanto tiempo buscando a su desconocida esposa y de todo lo que le ha pasado tras eso, no llega hasta Harriet con muy buen humor... 

Me encanta esta pareja, más incluso que Mike y Rachel. Para mí este libro y sus personajes han superado con creces al otro, pero lo achaco más a que me he sentido muy identificada con Harriet. Ella es muy dulce, demasiado buena y soñadora, me ha sido muy fácil empatizar con ella.

Luke me ha sorprendido grátamente. Con él es como tomar azúcar y pimienta al mismo tiempo: dulce, pero con ese toque picantón que mola. Y nunca mejor dicho, pues me hace gracia ese gusto por el contraste de lo dulce con lo salado (servidora se hace bocatas de chorizo y se bebe, al mismo tiempo, batidos de chocolate. Mezcla explosiva, lo sé, pero no lo hago todos los días).

La trama argumental no es que sea muy complicada, de hecho es bastante sencillita. En eso le doy un punto a 33 razones para volver a verte, porque tenía un trasfondo mucho más interesante que en esta ocasión. Pese a todo, esta novela me ha gustado más, como ya os he dicho.
 
   -"Las personas no son lo que piensan que son. Solo creen serlo. Y eso es lo más triste".
   Harriet observó cómo trazaba con los dedos las líneas de su mano y se estremeció al alzar la vista y perderse en el prado que se abría en sus ojos.
   -Conmigo no tienes que intentar ser nada. Solo tú, Luke.

En definitiva, ha sido una lectura muy dulce y romántica, me ha sacado más de una sonrisa y me ha dejado con ganas de saber qué pasará con Jason.

¡Os la recomiendo totalmente!

¿Y vosotros, la habéis leído?

¡Un abrazo!

  Ailina Shebelle ♥

lunes, 30 de enero de 2017

Reseña: "Hopeless. Tocando el cielo", de Colleen Hoover



En ocasiones, conocer la verdad resulta más doloroso que creer las mentiras. Eso es lo que la joven Sky descubre cuando su camino se cruza con el de Dean Holder, un chico conflictivo que tiene la irritante habilidad de despertarle emociones que ni siquiera comprende. Es capaz de aterrorizarla, y al mismo tiempo cautivarla, con una simple mirada o un roce apenas perceptible. Sky comienza a darse cuenta de que Dean atesora una importante pieza de su pasado; un pasado oculto, turbulento y borroso. Pero él no es consciente de que tiene la clave para desvelar un secreto que les unirá de un modo que jamás habrían imaginado.


Sky lleva desde muy pequeña estudiando en casa. No está familiarizada con la tecnología ni ha pisado un colegio nunca, pero a los diecisiete años ha logrado convencer a su madre adoptiva, Karen, de que la deje ir al instituto ahora que su mejor amiga se va a Italia durante seis meses.

No es que sea muy bienvenida en el instituto, pero al menos Sky es una chica que, pese a quien le pese, no se preocupa por el qué dirán (o por lo que tengan que decir de ella), y es que liarte con varios chicos hace que te tachen de cosas bastante desagradables (aunque nunca logre sentir nada con ninguno de ellos).

Hasta que aparece Holder.

   -Déjame que te informe sobre algo -me dice en voz baja-. En el instante en que mis labios toquen los tuyos, será tu primer beso. Porque si nunca has sentido nada cuando te han besado, es que nadie te ha besado de verdad. No de la manera en la que yo pienso besarte.

Él, un chico extraño con mil personalidades, hará que el mundo perfecto de Sky dé un giro tremendo.

Conocí a la autora con Tal vez mañana, cuya reseña encontraréis aquí, y acabé tan sumamente encantada y me hizo sentir tanto, que sabía que tenía que volver a leer algo de ella.

No estoy acostumbrada al Young Adult, suele ser más tierno y light que el New Adult, pero a veces te encuentras con historias muy chulas y con una profundidad especial, como es el caso de este libro.

La trama empieza y se desarrolla con un toque bastante picante que me ha encantado. Holder, con todas sus personalidades (que llegados un punto, entendemos), enamora, y mucho. Lo que crees que es un loco en potencia acaba siendo el tío perfecto. Y eso que sólo tiene dieciocho añitos. Que menudos dieciocho...

Sky, quien es la narradora en todo el libro (lo hace en presente, por cierto, algo muy típico de este género), es el tipo de prota que me cae bien. En el Young Adult suelo encontrarme con gente madura, que sabe lo que quiere, y no niñatos que no saben para dónde tirar o hacen tonterías, y es de agradecer que, pese a que haga y viva las cosas típicas de una adolescente, sepa poner orden en su vida, incluso cuando todo se desmorona para ella.

La autora sabe dejarnos con esa incertidumbre todo el rato sobre lo que pasará o qué está pasando y por qué. Pero así es Colleen Hoover y su prosa, perfecta, mientras nos enseña valores y nos toca el corazón.
He disfrutado como una enana leyendo Hopeless, incluso aunque en la recta final del libro se haya puesto bastante profundo y sensiblero todo (confieso que demasiado, pero es que no había otra forma de llevar "el tema" que se descubre). Creo que esta autora es de las pocas que ha hecho querer a ciertos personajes, para después detestarlos y, finalmente, volver a quererlos.

Por lo que sé, existe otro libro con el punto de vista de Holder (se llama Losing hope en inglés, y no sé si estará en español) pero para mí con esta versión me ha parecido suficiente, sobre todo porque se ha entendido perfectamente cada paso que él ha dado.

Me ha gustado un montón la relación de ambos, esa conexión que sienten incluso cuando ella siente miedo de los cambios de humor de él. Ya os digo, esto es algo que se entiende después y que no os puedo decir porque sería un gran spoiler.

En definitiva, me alegro mucho por haberme animado a leer este libro. Se lee en seguida y es el típico que, en cuanto lo coges, no puedes dejarlo. Aunque eso sí, también es el típico que o te encanta, o no te gusta nada.

Os animo a leerlo.

Un besazo, cuquinos.

 Ailina Shebelle ♥