martes, 19 de septiembre de 2017

Reseña: "El escandaloso matrimonio de lady Isabella", de Jennifer Ashley

 La locura de lord Ian Mackenzie | El escandaloso matrimonio de lady Isabella | Los pecados de lord Cameron | La esposa perfecta del duque | La seducción de Elliot MacBride | La rendición de Daniel Mackenzie


Lady Isabella Scranton escandalizó a la sociedad londinense la noche de su baile de presentación al fugarse con el atractivo sinvergüenza lord Mac Mackenzie. Tras varios años de turbulento matrimonio, volvió a escandalizar a todo el mundo, en esta ocasión abandonándole.
Casi cuatro años después Mac se ha reformado, convirtiéndose en un hombre todavía más carismático que antes, cuya única meta es recuperar a su esposa; traerla de vuelta a su vida, a su casa... y a su cama. Y está dispuesto a comportarse como el intachable caballero que no es, si de esa manera lo consigue.
Pero un peligro les acecha. Aparece en sus vidas un hombre muy parecido físicamente a Mac, capaz de imitar el peculiar estilo de sus pinturas, que quiere suplantarle en todos los aspectos de su vida y pretende incluso arrebatarle a Isabella. Ese canalla va a poner en peligro su prestigio, su fortuna e incluso su vida...



Dicen que los antiguos escoceses no llevaban nada debajo de sus kilt. Esto significa que llevaban las castañas al aire, en libertad profunda, sin más nada que sus propias pieles. A veces me pregunto si no se les congelarían en invierno, pero supongo que estaban hechos de una pasta muy distinta a los hombres actuales (sin ofender la hombría de los machos de pelo en pecho de hoy día).

El caso es que, mientras leía El escandaloso matrimonio de Lady Isabella, me preguntaba esta cuestión. Curiosamente, esta duda se me aclaró en cierto punto del libro. Y no, no os voy a decir si llevan o no algo los escoceses pelirrojos Mackenzie bajo los kilts porque así os animáis y leéis los libros (sí, soy maléfica).

Lady Isabella lleva separada de Mac Mackenzie (el tercero de los Mackenzie) desde hace tres años y medio. El living la vida loca del chaval y sus empinamientos con la botella de alcohol hicieron que Isabella terminara dejándolo. Obvio. 

Desde entonces, cada vez que se ven, intentan ignorarse todo lo posible. Ella acude a fiestas y eventos, y él sigue inmerso en su carrera como artista, pintando ciudades europeas y mujeres desnudas (lo típico, vamos). Hasta que Isabella ve un cuadro firmado por Mac Mackenzie que debería ser un original del maromo, pero no, no lo es. Con todas las fuerzas del mundo, Isabella se anima a ir a casa de su marido para alertarle. Ese primer paso es suficiente para él para intentar recuperar a su esposa. Está dispuesto a demostrarle lo mucho que ha cambiado y lo reformado que está, pero ella es muy reticente (con razón) y le costará bastante convencerla...

Isabella es un personaje que ya en La locura de lord Ian Mackenzie (reseña aquí) ya me gustó mucho. Es una mujer que ama con todo su corazón a su marido, pero no se fía de él (y no hablo del sentido amoroso en plan cuernos, sino en el historial fiestero que tiene), además de que está siempre dispuesta a ayudar (recordemos con qué hospitalidad trata a Beth en el primer libro). La pobre fue repudiada por su familia por fugarse y casarse el mismo día de su presentación en sociedad con el tercero de los Mackenzie.


Mac es un seductor de cabo a rabo (sobre todo de lo último, jo jo jo *chiste fácil*). Está muy enamorado de su esposa, y así se lo demuestra en cada página del libro, pero el chico tiene el historial manchado de acciones no muy buenas, y esto hace que su historia con Isabella sea complicada. Sin embargo, me ha parecido un tío de honor y muy íntegro que, pese a estar tres añitos y medio sin su mujer, no le es infiel. De los cuatro Mackenzie resulta ser el más graciosillo. Sí, es ese tipo de hombre que suele recrearse en el humor para seducir a una mujer (ésto, personalmente, me encanta).

No hay nada como las adversidades para saber quién se preocupa por ti en realidad.

Aunque en este segundo libro la trama se me ha hecho un poco más monótona que con el primero, El escandaloso matrimonio de lady Isabella tiene sus partes de tensión y su pequeño suspense para averiguar quién es el que está suplantando al gran Mac Mackenzie. El romance ocupa prácticamente cada página, y no os voy a engañar, tiene alguna que otra escena de sexo (como buena novela romántica histórica "erótica").

La narración es en tercera persona, por lo que es fácil conocer qué piensan todos los personajes, en especial los protagonistas.

Jennifer Ashley se está convirtiendo en una de las favoritas de este blog. Algún día tengo que hacer Top Ten de escritoras de la romántica, porque saldrá una lista que seguro os viene de perlas a los amantes de este género.

En este libro volvemos a ver a los hermanos Mackenzie, en especial a Ian y a su mujer, Beth (pareja que me encanta). El resto de secundarios son volátiles, aunque sí que tenemos una primera impresión (bastante positiva) de Ainsley Douglas, la que será la prota del siguiente libro junto con Cam, Los pecados de lord Cameron.

En general, es un libro muy entretenido, con momentos muy pasionales los cuales he disfrutado un montón, y con dos protagonistas preciosos. El hecho de que hayan escoceses buenorros en la historia es un plus añadido.

Y vosotros, cuquinos ¿habéis leído el libro? ¿Lo conocíais?

¡Contadme!

Ailina Shebelle

12 comentarios:

  1. Hola!
    No me inclino con frecuencia por este género o por este tipo de tramas, pero esta me ha parecido atractiva porque me gusta cuando los protagonistas tienen una especie de tira y afloje, sumándole un protagonista que es pícaro y con mucha desfachatez, considero que ese tipo de personajes le dan mucha chispa a una historia.
    Gracias por la reseña.
    ßƐS❤S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Isa!
      La historia es muy chula. Mac es todo un seductor, e Isabella es una gran protagonista. Juntos son geniales :)
      Besazos.

      Eliminar
  2. No descarto leer estos libros. No me llaman en exceso pero creo que podrían gustarme. Un besote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Ojalá te gusten y los disfrutes :)
      Besazos.

      Eliminar
  3. ¡Hola! ^^
    Como ya te he comentado otras veces, el romance histórico es un género que no me entusiasma. Son varios libros los que he probado a leer, pero no me enganchan lo suficiente, así que no creo que disfrutara con esta historia. Sin embargo el romance contemporáneo, juvenil, Young Adult, etc… ese si que es un vicio para mí xD

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Ay, sí jejeje. A mí me gusta todo tipo de romance jejeje me chifla.
      ¡Besos!

      Eliminar
  4. ¡Hooola!
    Hace tiempo que le tengo echado el ojo a estos libros porque la ambientación y esta clase de tramas suele entretenerme bastante. Me alegro mucho de que hayas disfrutado de la lectura a pesar de no haberte entusiasmado tanto como el primero. Yo espero poder hacerle un hueco pronto aunque aún no sé cuando.

    ¡Mil besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola perla!
      La verdad es que aunque no me maravilló es una historia que disfruté muchísimo como pocas. Como ya he dicho por allí arriba, Mac e Isabella son una pareja preciosa.
      ¡Besazos!

      Eliminar
  5. ¡Hola! Formo parte de la iniciativa seamos seguidores y ya te estoy siguiendo^^ Te dejo mi blog por si quieres echarle un vistazo y seguirme ;) https://bangronbooks1.blogspot.com.es
    ¡Un beso! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Marta!
      Muchísimas gracias por quedarte por aquí, ¡te sigo en seguida!
      Besazos :)

      Eliminar
  6. Hola guapaaa
    No me suele gustar demasiado este género pero para desconectar de unas lecturas mas complejas esta lectura la veo genial :D
    Un besito^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola perla!
      Sí, si no es tu género favorito al menos te entretendrá :D
      Besazos

      Eliminar

¡Gracias por comentar! No te preocupes, ¡pasaré por tu blog a saludarte! :)